¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el 09.03.16 23:25.

Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Musashi el 25.05.16 22:30

Lo primero que hice nada más despertar fue ducharme de nuevo. No sé cuánto había durado la ducha de la noche anterior, pero el amanecer casi me pilla bajo los chorros de agua caliente

Esta no duraría tanto, pero la sensación era maravillosa ¿Cuándo fue la última vez que me di una verdadera ducha con agua caliente? ¿Belmonte? No importaba, deje de pensar durante 10 minutos de placer

Desatranqué la puerta del cuarto de baño y salí a la habitación, Nuria me había asegurado que estaría a salvo, pero nunca viene mal un poco de precaución, la puerta del baño era más fácil de asegurar que la de la habitación así que había “dormido” en el suelo del baño cubierto por una manta.

Al salir me fije que alguien había dejado junto a la cama un perchero, con un traje que olía a usado pero bastante nuevo. Probablemente pertenecía a un “donante” de los que se alojaban en la “bodega”, no había zapatos, mi talla de pies no es muy común. Desde luego necesitaba ropa, la mía se mantenía unida por la capa de suciedad que la cubría, y no podía ir por ahí con el mono del mozo de cuadra. El problema era que el estilo del traje clamaba a gritos los gustos de Nuria

El traje azul oscuro era bueno, los pantalones estaban bien, pero la chaqueta tenía unas filigranas bordadas a lo largo de las solapas, que hacían juego con las del chaleco azul no me olvides, que le daban un aspecto opulento y snob a más no poder. Pero lo que de verdad me mataba era la camisa, no es que fuera exagerada, en realidad era una camisa de calidad con un corte bonito, pero el color, no podía con el color

Era una camisa rosa pálido

No es que piense que por ir de rosa sea menos masculino, es un color que no queda mal en trajes. Pero… no… me gusta… el rosa

Jamás he llevado ropa rosa, nunca, ni de niño. Siempre que María o cualquiera me regalaba camisas rosas las devolvía. No soporto ese color en mi vestuario. María decía, y con razón, que no tengo idea de la moda o del vestir, yo siempre respondía que me daba igual si estaba cómodo

Repasé mis opciones y decidí que hay una primera vez para todo. La corbata ni la miré y el chaleco se quedó dónde estaba

Frente al espejo, pasé una mano por mi pelo sin encontrar un nudo, no lo podía creer. Ajusté mi pelo en una coleta y contemplé mi aspecto con la ropa puesta, me picaba todo, sobre todo la camisa, pero el aspecto general no estaba mal… para una visita al Eliseo. Mi primera parada de esa noche precisaba de una ropa algo más… callejera

No tenía reloj (mentalmente lo incluí en la lista de la compra) pero sabía que era temprano, si me daba prisa podría comprar algo en alguna tienda que cerrase tarde y siempre estaba el corte Inglés

Miré el teléfono de la habitación y pensé en llamar a Carlos, finalmente decidí que, si sobrevivía a esta noche, empezaría con los tramites de la mudanza mañana

Al salir de la habitación me encontré con un joven, poco más de 20 años, apostado junto a la puerta. Le reconocí, anoche cuando llegamos saludó a Nuria, mientras no dejaba de mirarla con adoración, era un “donante”

-Buenas noches, La señorita Bausa me ha pedido que le atienda en lo que necesite

Me costó horrores no poner los ojos en blanco. Hasta sus “donantes” tenían un aire pomposo

-Grazía, buena’ noche’. Puedo habla’ con la ceñ…

-La Señorita Nuria ha salido y no se encuentra localizable- Su tono y expresión dejaban claro que se lo llevaban los celos. Por su forma de interrumpirme, el énfasis en la S de señorita y su expresión corporal me daba cuenta que, para él, yo no era digno de besar el suelo que Nuria pisaba. Se veía que, para eso, ya estaba él

Conté mentalmente hasta cinco “Ichi, ni, san, yon, go” y contesté, lo más rápido y ceceante posible que un andaluz de pueblo es capaz –Eneze cazo, ¿pué de pe’irme un tasis?

A favor del joven petulante diré que fue capaz de entenderlo todo y, que el horror que sintió al escucharme sólo se reflejó en sus ojos durante un microsegundo

-Por supuesto señor- Se dio la vuelta y se dirigió hacia algún teléfono de la casa

Le seguí en dirección a la puerta y añadí, con malicia -Ah. Y zi hablaz con la Zeno’ita Nu’ia le íze que, zi no é mole’tia, eztede’é mi e’tanzia unó díaz, ha’ta que miztale poaquí

Podía jurar que se había estremecido. Esta vez le costó más traducir toda la parrafada pero por fin contestó

Como usted diga- De pronto se paró y se volvió hacia mí. Su expresión había cambiado, su rostro era como el de un niño que quiere algo con muchas ganas, pero no quiere perder su orgullo al pedirlo -Por supuesto si el señor quiere beber algo antes de irse… bueno… la señorita Nuria… ha dispuesto que estoy a su entera disposición

El pobre estúpido nunca sabrá lo cerca que estuvo en ese momento de que le arrancara la cabeza. Toda mi concentración se volcó en reprimir la oleada de asco que me envolvía al haber pensado en morder… reprimí la bestia con esfuerzo

Mi arrebato me había parecido eterno, pero sólo debía haber durado unos segundos. Ninguna emoción había acudido a mi rostro porque el lameculos me miraba expectante

-No gracias… El taxi por favor

Me giré, sin esperar a que llamará, y me dirigí a la puerta exterior a aguardar que llegase el taxi

El trayecto hasta el centro fue rápido, una breve parada en el cajero para sacar dinero en efectivo y un fugaz momento de pánico al quedarme en blanco, durante un segundo, intentado recordar cual era mi número secreto

Finalmente me decidí por el Corte Inglés, necesitaba unas buenas botas y, aunque caras, sabía que allí las encontraría, si me demoraba por ahí al final me encontraría todo cerrado

Me compré unas botas negras, de estilo militar, unos vaqueros azules, una camisa vaquera negra y un reloj



Adoro estos cacharros

Cuando ya lo tenía todo no pude evitar comprar un walkman y una cinta de música, “Slippery when wet” de Bon Jovi, empecé a escucharla ahí mismo. Siempre me habían gustado pero este disco era genial



Bon Jovi - Slippery When Wet - Track 2:

Me cambié en los mismos probadores del corte Inglés y al salir me encontré con una sorpresa. Un puesto callejero con cosas variadas, ¡Entre ellas camisetas con kanji japoneses¡ Finalmente compré 2 con la imagen de Toshiro Mifune, mi actor japonés favorito, si yo hubiese tenido barba hubiese llevado la misma perilla que él. En un momento me puse la de “Los 7 Samurais” y llevé la camisa negra abierta por encima


No me apetecía llegar al bar con una bolsa del corte Inglés así que lo metí todo, bien doblado, en la bolsa del puesto callejero y paré un taxi. Miré mi reloj de estreno, ya eran cerca de las doce ¿Como se me había ido tanto tiempo?

Tuve un pequeño contratiempo. Estaba a mitad de camino cuando el taxista empezó a llamarme con cara y voz de susto -¿Señor? ¡SEÑOR!- Temiendo cualquier cosa me revolví en el asiento mirando a todos lados -¿Qué pasa? ¿Qué pasa?- El taxista soltó un grito y dio un volantazo que casi nos empotra contra otro coche que venía en dirección contraria

-Lo… Lo siento señor- dijo temblando –Es que estaba tan quieto en el asiento de atrás que me había parecido que estaba… muerto- Maldije para mis adentros, tanto tiempo lejos de personas vivas que ya no sabía disimular. No respiraba para no tener que oler la peste de la urbe y me había quedado sumido en mis pensamientos, sin pestañear. No me extrañaba que el pobre se hubiese asustado

-No se preocupe, la culpa es mía- Hinché mis pulmones en un suspiro de alivio, y luche para aguantar el pestazo a quinientos tipos de sudor distintos, aceite quemado, gasóleo y varios trozos de snacks desperdigados por el suelo, en diferentes estados de descomposición–Tengo la mala costumbre de dormirme con los ojos abiertos y me temo que me he quedado traspuesto

Mi reacción y mi explicación hicieron que el taxista se tranquilizase, un poco. El resto del trayecto lo pasé hablado con él de los últimos estrenos de cine (tenía que ponerme al día y apuntarme a algún videoclub), resultados de futbol, resoplando cuando nos pillaba un semáforo en rojo... Llegamos al bar con el incidente olvidado

Al salir del taxi, el tufo que predominaba en el lugar me golpeo como un puño -“A la mierda la Mascarada”- Pensé –“No pienso respirar esta mierda

Mientras el taxi se alejaba, me fijé en la fauna local… y sentí como la ira empezaba a carcomerme

Desechos de la sociedad, borrachos o colocados ¿De cuantos traficantes de droga estaría rodeado? Estaba seguro de que, con sólo con dar una vuelta a la manzana, podía librar al mundo de al menos 10 de aquellas escorias

Apreté fuerte la bolsa de la ropa -“Ichi, ni, san, yon, go, roku, sishi, hachi, kyû, yû”- Contar hasta 10 en japonés me ayudo a enterrar a la bestia pero no mejoró mucho mi humor

Intentando desfruncir el ceño entré en el ruidoso y apestoso local


Última edición por Musashi el 28.07.16 13:38, editado 1 vez
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Narrador el 08.06.16 17:52

Vulpes se encontraba hoy especialmente ruidoso. A última hora de la tarde, Roberto había decidido darle la noche libre a Rodri, y el ghoul había volado como si llevase un cohete en el culo. Debía de tener algo que hacer... Y Roberto confió en que no fuera tan tonto como para ir a presentarse en la Senyera precisamente esa noche.

La entrada del local olía fatal. Llegaba la peste a orina del callejón contiguo, y se entremezclaba con el vómito de algún que otro punk demasiado pasado como para retener su calimocho o su cerveza con maíz frito en el estómago. Y, sin embargo, el olor más fuerte venía del interior. Los clientes no parecían preocupados por su higiene personal, y fumaban y fumaban en Vulpes como si les fuese la vida en ello. Algunos estaban más consumidos que las cenizas que arrojaban al suelo.

Una delicia.

El olor de la marihuana golpeó a Musashi en la cara como un puño enrabietado, y a través de la humareda y la penumbra, entre la música y alguna que otra risa perezosa, el Gangrel pudo distinguir la escena del interior.


Los clientes se arremolinaban en torno a las mesas, algunos se miraban a la cara sin hablar y otros se partían de la risa totalmente borrachos. La escena no tenía nada de particular. Podían verse unas escaleras al fondo, y, curiosamente, ningún cliente parecía sentirse atraído por esa zona. Estaba vacía, y las luces apagadas.

A parte de un par de recreativas no había mucho entretenimiento.

El barman parecía un hombre entrado en años. Llevaba barba de color blanco y no tenía cara de estar disfrutando de la noche. Se le veía algo ausente, pero de vez en cuando le lanzaba una mirada a algún que otro alborotador que quedaba paralizado al instante y volvía a lo suyo sin incordiar más.

Roberto:

- ¡Ehhh! ¿Dónde está Rodri? -le preguntó uno de los borrachos.
- Es su noche libre.
- ¿Desde cuándo tiene de eso?
- Buena pregunta.

Entonces, el barman dio con su vista en Musashi. "Tócate los huevos. Para una noche que tengo visita y nadie puede atenderme la barra para que hable libremente... De puta madre" pensó. Entrecerró los ojos y frunció ligeramente el ceño durante escasos instantes. Luego alzó la vista y llamó a Musashi para asegurarse de que se acercaba.

- Bienvenido a Vulpes, ¿qué puedo hacer por ti? -no se molestó en alzar la voz por encima de la música como hacía con el resto de clientes. Pocos son los  Vampiros que no tienen suficiente oído como para detectar un alfiler cayendo en una discoteca.
avatar
Narrador
Admin


http://laestirpedelfugitivo.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Musashi el 23.06.16 10:37

No podía hacerlo, iba a matarlos a todos

Aunque no respiraba, nada más cruzarla puerta me abrumó la peste, mezcla de alcohol, sudor, pis, mierda, drogas y putrefacción. Los efluvios de ese hedor subían por mis fosas nasales y me irritaban los ojos, en un momento localicé a un par de camellos, pasando papelinas y bolsitas con disimulo, echando miradas de reojo a la barra

La rabia me inundaba, sentía a la bestia abrirse paso y yo no quería impedírselo… pero debía hacerlo. Tuve que usar toda mi fuerza de voluntad pero logré contenerme
:
-1 FV
En ese momento me fijé en la barra y el camarero tras ella, me hacía señas para que me acercara. Coincidía con la descripción que me había dado Lucien de Roberto, si me hubiese dicho “se parece mucho a Chanquete” se hubiese ahorrado un buen rato de descripciones. Claro que, seguramente, Lucien no tenía ni idea de quien era Chanquete

¿Qué iba a hacer? Estaba a punto de explotar y sabía que si tomaba aire para hablar lo haría

- Bienvenido a Vulpes, ¿qué puedo hacer por ti?

Hice lo único que se me ocurrió, con gestos le pedí papel y lápiz

- ¿Pero de qué coño vas? ¿Es que eres mudo?

La angustia me invadía, no sabía cuánto podría aguantar, el olor, la gente, incluso la música (que en otras circunstancias habría disfrutado) me agobiaban llevándome al límite. Roberto pareció darse cuenta de mi estado y sacó de debajo de la barra un pegajoso boli y una cuartilla, que más que papel parecía papiro de lo amarilla que estaba
Rápidamente escribí:

Me envía Lucien de Navia, del Cln G
Perdóneme pero no puedo quedarme en su local
Tengo que hablar con usted. Le espero en la esquina de enfrente
Traiga dos cervezas
Gracias

Giré el papel en la barra para que pudiese leerlo pero no lo solté, Roberto miró la nota un momento y se me quedó mirando, pero no hizo ningún gesto. No podía esperar más, me guardé el papel en el bolsillo y salí del local rápidamente, conteniendo las ganas de echar a correr

Traspasé la puerta y crucé la calle hasta la esquina del edificio de enfrente, me apoyé en la esquina y miré a la puerta del local. Con miedo, me dispuse a respirar, despacio. El hedor de Vulpes aún se notaba pero era tolerable, la peste a ciudad, a la que ya me estaba acostumbrando, lo tapaba


Mientras esperaba, estaba seguro de que volvería a este barrio, a hacer limpieza
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Narrador el 23.06.16 12:46

Roberto esperó a que Musashi hubiese desaparecido de la vita para llevarse una mano a la cara... ¿Y ahora qué coño iba a hacer él con la barra? El negocio era una mierda y no le daba dinero suficiente como para instalar un ventilador decente. ¿Podía permitirse el lujo de cerrar...? O, peor aún, ¿de verdad podía dejar la barra sin más? Era cierto que nadie iba a las escaleras nunca, pero eso no se debía a ninguna habilidad que tuviese Roberto.

¿Barra libre...? Peor. Los clientes rara vez se peleaban, la mayoría iban ahí a estar tranquilos, y si acaso se ponían tontos cuando se les subía el alcohol.

- A tomar por el culo... -Roberto sacó una jarra de cristal y pasó el dedo por una pequeña grieta en la base. Apretó el corte contra uno de los bordes mientras todavía le ocultaba la barra, y luego llenó el vaso con cerveza. Las escasas gotas de sangre desaparecieron al mezclarse con el líquido dorado y la escasa iluminación también ayudó a que nadie se percatase de lo ocurrido. Luego miró en la barra. Había un tipo liándose un cigarro normal, un borracho con la cara apoyada en la superficie que seguramente se levantaría con un posavasos pegado a la mejilla, y también un grupo de varias personas hablando. El mejor era el del cigarro, parecía más sobrio que otros-. Eh, tú. Invita la casa -le plantó la cerveza y el punk le dedicó una sonrisa.

- ¿Qué celebramos, la noche libre de Rodri? -o sea, que era el mismo con el que había hablado antes... Pues mejor.

- Pues sí. Hoy me siento generoso -esperó a que el tipo diese un par de tragos-. Vigílame la barra un momento, me estoy meando y tengo la próstata como un puto obús.

El punk reaccionó tal y como Roberto esperaba. Ligeramente más susceptible a la Presencia tras haber ingerido la gota de sangre, sonrió de oreja a oreja creyendo que era él mismo quien estaba encantado de hacerle ese favor al viejo Anarquista y que no eran las Disciplinas vampíricas las responsables de su repentina simpatía hacia el barman. En algún rincón de su cabeza, el pelo blanco de Roberto evocó la imagen de su abuelo y sintió una punzada de nostalgia... O tal vez fue la mención al problema con la próstata.

- Joder, pues claro, eso está hecho.

Con el asunto solucionado, Roberto salió de Vulpes para buscar al Gangrel.

- La madre que os parió a todos, ¿esta es la semana de tocarme los huevos? -pero no sonaba agresivo. Roberto siempre había tenido mucha diplomacia. Sonó abatido mientras le lanzaba tranquilamente un botellín cerrado de mahou a Musashi y se sacaba un abridor del bolsillo-. Ábrelo tú mismo.

Era más una muestra de cortesía que otra cosa. Al fin y al cabo, si Musashi realmente iba a beberse la cerveza, Roberto no quería que sospechase que le había hecho lo mismo que al cliente. Mejor que la abriese por sí mismo antes de empezar a desconfiar. Le acercó el abridor.

- Bueno... Cuéntame qué le pasa a Lucien, quién eres tú y qué está pasando estas noches en Barcelona para que todo el mundo esté tan histérico.
avatar
Narrador
Admin


http://laestirpedelfugitivo.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Musashi el 23.06.16 15:57

Musashi cogió la botella al vuelo, la abrió con el abridor que le ofrecía Roberto y sintió una punzada de nostalgia del sabor fresco del zumo de cebada en las noches de fiesta, no iba a beber por supuesto, pero el susto con el taxista le había recordado que tenía que mantener La Mascarada, y nada menos sospechoso que dos hombres bebiendo cerveza frente a un bar

- Perdona por lo de ante’, el olor… no podía… ¡Joder! ¿E’ un sistema de protección anti-g? Porque funciona de coña

- Lucien… te envía recuerdo’ - Musashi se sintió un  poco incómodo, hizo como que daba un trago para armarse de valor y le dio el mensaje – Me ha pedio que te comunique varia’ cosa’ pero que lo primero que te tengo que deci’ e’, literalmente: “Dile a eze viejo apestozo que si  no quiere move’ su gordo culo revolucionario y veni’ a ver a un viejo amigo, un día voy a ir yo a visitarle y las rata’ van a ser los bichos má’ pequeño’ que tendrá que saca’ de detrá’ de la barra de eze cuchitril que él llama bar”


Musashi, se preparó para cualquier cosa que pudiera hacer el anarquista
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Narrador el 23.06.16 16:52

Roberto observó atentamente a Musashi. Al final resultaba que el Gangrel no tenía interés en beber de verdad. Era un don raro, pero Roberto lo había visto muchas veces. Muchos Caitiff podían consumir comida. No le habría extrañado.

El viejo Anarquista siguió el ejemplo de Musashi, sólo que los años en el bar le habían enseñado un par de trucos y quiso quitarle la chapa al botellín con los dientes. Escupió el tapón y fingió que bebía. Acabó con espuma en la barba y se la limpió con el dorso de la mano.

Qué sistema de protección ni qué niño muerto... -recordó que esa tarde había estado Rodri echando ambientador por todas partes. Menuda mierda de ambientador, por cierto-. Ya te digo yo que la próxima vez que vengas te subes a la segunda planta, como cualquier hijo de vecino, y hablamos cómodamente sentados, exagerado. Y las cervezas las pagas.

Roberto sabía que Musashi no estaba exagerando. El local era un puto asco, pero es que realmente no podía mejorarlo. Habría sido genial abrir un restaurante de lujo, o una cadena de restaurantes incluso, y haber sacado dinero a espuertas... Pero, por mucho que a Roberto se le presentase la oportunidad, la mayoría del dinero de Barcelona era gestionado por las manos muertas y frías de la Camarilla, y había pasado muy poco tiempo de la guerra con los Anarquistas como para que Roberto se sintiese capaz de vadear esas aguas.

¿Ah, sí...? -preguntó-. Qué cabrón... -y se echó a reír alegremente. Chocó su botellín contra el de Musashi para brindar-. O sea, que ese vejestorio está demasiado mayor como para levantarse y pretende que vaya yo a su refugio armado con un machete a ver si le despejo las lianas de la entrada, ¿no? -siguió riendo hasta que finalmente cogió aire para seguir hablando-. Le he echado de menos. Se pasa el día entero ladrando... Literalmente. Pero tiene la cabeza bien amueblada. ¿Y tú qué? ¿Cómo te llamas? ¿De qué le conoces?
avatar
Narrador
Admin


http://laestirpedelfugitivo.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Musashi el 24.06.16 12:27

Admiré la facilidad de Roberto para fingir que bebía, pero dudaba que volviese a entrar en el local, ni para subir a la parte de arriba, a menos que no hubiese nadie en el local. Me pregunté si Roberto, tras su cara de abuelete bonachón, estaría detrás del tráfico de drogas de su local, decidí evitar el pensamiento ni tenía pruebas ni era el momento

Aproveché el brindis para derramar un poco de líquido, al ver que el anarquista hacía chascarrillos, me relajé, al menos esta no era un de las pruebas de Lucien donde entregabas un mensaje y te daban una paliza... de momento

- Bueno yo me llamo Alberto, pero todo el mundo me llama Musashi, era el apellido de mi madre, soy… - dudo un segundo, no quería decir sire ni retoño en público, aunque no pareciese haber nadie cerca - ...Hijo, de Remí Detou , se puede decir que soy su… nieto – No debes hablar de Luna, me había dicho Lucien, por suerte, el vínculo que ahora compartíamos los  tres, hacía muy natural soltar la mentira - Lucien me ha pedido que le diga que, si necesita cualquier cosa de él, acuda a mí, aunque antes de nada debo asentarme en la ciudad, llegué ayer


Intenté fingir dar un trago, pero mi habilidad para hacerlo se parecía más a la del protagonista de “Aterriza como puedas” que a los años de experiencia de Roberto, derramé la bebida por la cara y tuve que dar un pequeño salto para evitar pringarme la ropa. Roberto se echó a reír y me reí con él, me estaba cayendo simpático, de verdad esperaba que no tuviese nada que ver con la droga
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Narrador el 25.06.16 13:02

Roberto se estaba limitando a llevarse la botella a la boca para luego soltarla y hacer como que la tapaba con el pulgar, pero en realidad la giraba de vez en cuando para que escurriese un poco de líquido hasta el suelo. Funcionaba porque estaba a oscuras.

- O sea, que eres el chico nuevo... -Roberto no era el mayor partidario de la mascarada, pero comprendía mejor que nadie la necesidad de mantener el anonimato y no quiso hacer más preguntas. Así que era un chiquillo de Lucien... Bueno, teniendo en cuenta que el último de los jovenzuelos que se habían presentado había terminado montando el circo del sol (¿de la luna?) en el Elíseo, tampoco es que aquello pudiera inspirarle mucha tranquilidad-. Pues encantado, Musashi. Yo soy Roberto, aunque eso ya te lo han contado. Si estás buscando alojamiento, a mí no me importaría que te quedases en el bar, pero no sé hasta qué punto es seguro. Se cae a cachos y hay goteras, yo no duermo allí por si acaso. Ni siquiera tengo muy claro que el sol no pegue en la bodega a través de algún agujero del suelo o un trozo mal puesto. ¿Conoces ya a los miembros de la Camarilla?

Roberto no pudo reprimir una risa al ver a Musashi echarse la cerveza por encima. Se veía que el pobre Gangrel debía de estar bastante nervioso. Y no le culpaba. Lucien podía poner de los nervios a cualquiera. A saber qué le había contado a ese neonato...

- Sé que hay bastantes Gangrel por la zona Oeste. Están las montañas y como es una zona bastante pija hay menos casas y está todo más tranquilo... Aunque también algo más vigilado, así que si te alimentas por ahí ten cuidado. No hay muchos Sabbat ni tampoco muchos Independientes por aquí. Hay Anarquistas metidos en la Camarilla y fuera de ella. Pero supongo que todo eso ya lo sabes. También hay algo de conflicto últimamente. Dicen que han encerrado en el Elíseo a un recién llegado, así que si tienes pensado ir ándate con ojo. No sé qué cojones les pasa con el tema de la etiqueta, pero a la mínima que te sales un poco de la norma todos te miran como si te hubieses tirado un pedo enorme en medio de una cena en el Ritz.
avatar
Narrador
Admin


http://laestirpedelfugitivo.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Musashi el 28.06.16 12:13

Di un respingo cuando Roberto dijo “Camarilla” en plena calle pero no parecía haber nadie cerca, me relajé y sonreí - De hecho tengo alojamiento, temporal, y conozco a un cama – Me había fijado en como Roberto dejaba caer la cerveza y le imité, con más fortuna o habilidad que antes – De Momento me alojo en las Bodegas Bausa. Si es un problema para ti te diré que en cuanto pueda me largo. Como tenga que pasar mucho más tiempo escuchando la cháchara incesante de esa pija, snob y clasista… no sé qué puede pasar – Me encogí de hombros y volví a simular que bebía

Que manía tenía todo el mundo de mandarme a la sierra, ¿se me había puesto cara de cabra? Aunque, la verdad, tanto tiempo fuera de la urbe me hacía sentir como si tampoco encajara en ella, estaba un poco entre dos mundos.

Sin embargo las noticias que me transmitió Roberto me pusieron en alerta ¿Un recién llegado encerrado? Tal vez esto es lo que esperaba Lucien - ¿Ese recién llegado, vino antes a verte? ¿Se presentó como… afín a la causa? Te lo digo porque es lo que Lucien quería decirte - Ordené las palabras en mi mente, no quería decirlo de manera ofensiva – Él cree que el s… bueno ya sabes quienes,  quieren reventar la tregua, de hecho se temía algo como esto. Exactamente como esto, algo que lleve a un enfrentamiento directo, o varios, y así ir reduciendo el número de a… no alineados, y también debilitar la posición política, y por tanto, el apoyo que pueda recibir la… el gobierno… desde Francia, para atacar cuando más débiles estén todos – Ahora venía la parte delicada del mensaje – Lucien me ha pedido que te diga… que no prestará su protección a una ciudad que devora a si misma mientras los lobos esperan para atacar… Me ha pedido que te repita lo que ya te dijo: “No necesitáis ni un proscrito ni un mártir, necesitáis un líder que les venza, sin sangre, en su propio juego”
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Narrador el 28.06.16 12:30

Roberto arrugó ligeramente la frente mientras intentaba recordar de qué le sonaba eso de las bodegas Bausà... Hasta que escuchó "cháchara incesante". Entonces supo de inmediato de quién le estaban hablando. No había conocido personalmente a Nuria, ni siquiera conocía personalmente a la mitad de la Camarilla presente en Barcelona, pero no parecía existir un solo miembro de la Estirpe en toda la ciudad que no recordase con exactitud la forma de la campanilla de aquella Ventrue. Algún día tendría que comprobar si era cierto que hablaba tanto... ¿No había dicho una vez un amigo suyo que los Tremere querían probar a meter a Nuria debajo del océano, a ver si era cierto que el mar se llenaba de burbujas como un jacuzzi?

- Siendo prácticos, creo que todo el mundo conoce a esa Ventrue. Al menos de oídas... Supongo que si lo que buscas es integrarte no encontrarás a nadie que te ayude más. Si habla tanto como dicen los rumores, acabarás por conocer hasta la última norma de etiqueta... -bien pensado, seguramente era cosa suya que Musashi fuese vestido de esa forma. Era raro ver a un Gangrel con ropa nueva y limpia-. No te voy a juzgar por tus compañías. He cometido ese error con anterioridad y es nefasto. A veces crees que alguien va a ser una gran adhesión a la causa debido a su compañero de refugio, y descubres que no... Así que no te preocupes por mí.

Roberto escuchó a Musashi atentamente. Era difícil comprender a alguien que se interrumpe tanto a sí mismo, pero podía comprender que fuese cauto. Muchos lo son. Total, ¿para qué? Si había alguien escuchando cerca no iba a enterarse de nada. Sobre todo porque ahí cerca sólo llegaban los clientes de Vulpes.

- Así es. Vino a verme y manifestó un gran interés por nuestros asuntos.

- Es decir... -chasqueó la lengua-. Lucien cree que deberíamos jugar a su mismo juego... No voy a negarte que lo he pensado mucho en los últimos meses. Situar un par de personas aquí y allá, dejar que la información llegue a nosotros sin que nosotros dejemos una estela de interrogatorios a nuestro paso... Mucha gente se ha integrado. Hay una especie de tregua, como ya has mencionado, y muchos se aprovechan de esas cosas. Yo me limito a intentar mantener informados a los nuestros de todo lo que se cuece. Pero no somos suficientes como para empezar a movernos en serio. Ni con sangre ni sin ella. Bueno, entonces... Lucien te ha enviado aquí a que tú inicies ese juego.
avatar
Narrador
Admin


http://laestirpedelfugitivo.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Musashi el 28.06.16 14:01

- Supongo que en parte sí – Lo pensé unos momentos – En principio, yo tengo que mantener informado a Lucien de cómo van por aquí las cosas, al parecer no se lleva bien o no confía en el primogénito Gangrel, y también debo mantener los ojos abiertos por si se le cuela alguien, se me da bien cazar. Además no me ha enviado a mi por casualidad, soy joven, conozco bien como funciona esta época y las ciudades, y tengo intención de abrir un negocio como el que he tenido siempre, de venta de armas – Sonreí cómplice – Descuentos para todos aquellos que traigan colmillos de sabadetes

Lo pensé un momento y decidí confiar a Roberto parte del plan que me había forjado desde mi llegada. No iba a ser fácil, no podría mantenerlo en secreto mucho tiempo y tenía la sensación de que Roberto podría ayudarme o darme consejos, si no se ponía en mi contra, pero si era así, mejor temprano que tarde

- Mira, después de estudiar la ciudad, y por lo que sé de la vigilancia de las fronteras, la parte de Barcelona que más abierta está a la entrada sin controlar es el puerto. Por eso he decidido poner mi armería, barra tienda de souvenirs, barra tienda de armas orientales en Las Ramblas, cerca del puerto. Y de paso, controlar y reclamar el dominio del puerto de Barcelona – 

“No voy a crear progenie” pensé “Ghouls y quien quiera unírseme, pero mi alma ya está bastante maldita como para condenar a nadie”

– Quiero que lo sepas por si va a ser un problema para ti, si lo consigo, no sólo controlaré el tráfico de personas, sino también el de mercancías. Podría usar esa baza para equilibrar las cosas con La Camarilla –

 “Porque además pienso declarar esa zona un ducado, MI Ducado, en cuanto tenga capacidad para defenderlo, pero no quiero que te entusiasmes demasiado con la idea, en parte porque no quiero que La camarilla se pispe de todo demasiado pronto por tu actitud y porque no será un Ducado Anarquista. Será independiente de Camarillas y Anarcas, ya es hora de que las ideas del siglo XX lleguen a la estirpe”
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Narrador el 30.06.16 23:03

- Espera... ¿Lucien conoce al primogénito Gangrel? Eso sí que tiene gracia... A veces Lucien parece un Nosferatu. Piensas que no tiene ni idea de qué está pasando en el mundo real, pero de repente te das cuenta de que conoce a todo el mundo y, si me apuras, que les tiene cogidos por los huevos... -era más una observación, una reflexión en voz alta, que un juicio o una queja-. Es un tipo listo. Ándate con ojo, Musashi -lo pronunció sin tener claro si lo estaba diciendo bien-, esos descuentos te pueden traer clientes problemáticos.

Sin embargo, Roberto sonrió.

- El puerto... Un terreno codiciado. Y fronterizo. Tengo entendido que hay independientes al acecho por allí. Pero sólo es un rumor... Desde luego ahora mismo no le pertenece a nadie. Y supongo que si tienes buena relación con los Ventrue no te costará reclamar el sitio como tuyo.

Por un momento, Roberto pareció disgustado. Las armas orientales le hicieron pensar en los Assamita, esos asesinos exóticos que tanto daño le habían hecho a los Anarquistas cuando parecía que iban a ganar...

- Te agradezco mucho tu ofrecimiento. Y de hecho, lo acepto. Cualquier ayuda será bienvenida para equilibrar las cosas. En este país ya hemos tenido represión más que de sobra durante la dictadura del tío Paco como para que ahora venga la Camarilla a reprimirnos durante medio siglo más. Me niego... Pero no estoy en condiciones de plantar cara.

Roberto miró hacia la puerta de Vulpes. Esperaba que todo fuese bien. Hacía mucho que no usaba sus Disciplinas y no las tenía todas consigo.
avatar
Narrador
Admin


http://laestirpedelfugitivo.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Musashi el 01.07.16 13:24

Asentí con la cabeza, estaba de acuerdo con Roberto. Aunque Lucien parecía, y se comportaba como, un niñato pomposo, había mucho más de lo que se veía a simple vista, y estaba seguro de que yo sólo había visto la punta del iceberg, no sabía si admirarlo, o desconfiar de él, supongo que todo dependía del momento, ahora mismo, confiaba en él

Lucien me había advertido que los anarquistas habían quedado muy tocados, ahora empezaba a darme cuenta de cuanto, Roberto parecía abatido y echaba miradas de reojo al bar, tal vez preocupado por si la peste terminaba de comerse los cimientos haciendo que el edificio se nos cayera encima

Sacudí la cabeza, no había pillado el sarcasmo con lo de la tienda – Es una forma de hablar, pienso ser muy selectivo con la venta del material - Quería animarle, ponerle en una situación de control, pero que fuera él quien se diera cuenta, me gusta la gente independiente, que llega a sus propias conclusiones - Lucien confía en ti y por tanto yo también, cuando tenga material sólo venderé a aquellos de los tuyos que vengan avalados por ti - “Así podrás controlar quien de los tuyos tiene armas y ganarás importancia entre ellos” pensé

Lo decía en serio, Lucien lo consideraba “lo más parecido a un amigo” que tenía en la ciudad y me había dicho que podía confiar en él - No dejaré de vender a los camas, al fin y al cabo, es un negocio. Pero no venderé a nadie que pretenda crear problemas

Cuando mencionó a los Ventrue, me preocupé un poco. No quería que pensara que les hacía la pelota o que era un lameculos de los ricos. De hecho, en mi plan de controlar los muelles, sospechaba que iban a ser mi mayor piedra en el zapato

- ¿Buena relación con los Ventrue? Bueno, lo de Nuria ha sido un accidente más que otra cosa, no me gusta deber favores, pero un par de días de alojamiento tampoco son una tragedia. Precisamente ahora me acercaré al Eliseo a presentarme a un tal Roger - Fruncí un poco el ceño recordando los comentarios clasistas de Nuria, prefería pensar que era una excepción, si gobiernas será por sabes hacerlo, Lucien me decía que necesitaba una dosis de realidad y, a lo mejor, estaba a punto de recibirla – Intento no llevarme mal con nadie, pero para serte sincero soy más de cervezas a la puerta de un bar que de “bodegas” de moda. Hablando de lo cual

Saqué un billete de mil pesetas de mi cartera y, con una sonrisa,  se lo colé a Roberto en el bolsillo, por si le daba por desdecirse e intentar invitarme

- Por las birras y la compañía, pero que sepas que cuando tengas ese antro fumigado y desinfectado me debes una – “Para que eso pase tendrían que quemar y reconstruir el edificio”  pensé “más bien el barrio entero”

Hice un gesto como para dar un último trago y derramé lo que quedaba del dorado líquido – Somos inmortales, y la vida es una rueda. Puede que hoy no puedas hacerles frente en la guerra, pero la rueda girará y volverá a girar. No siempre estaremos arriba y no siempre estaremos abajo. Los japoneses tenemos un dicho, el buen samurái es el que sirve bien a un mal señor. Viene a decir que tienes que hacer lo que tienes que hacer, sin importar las circunstancias

No sabía si podría animar a Roberto, pero me había caído bien y quería que supiera que yo venía dispuesto a marcar la diferencia

- Puede que no puedas enfrentarte a ellos de frente, pues cambia de estrategia, Lucien dice que hay que saber cuándo cambiar las garras ¡Armas! por la pluma- Sonreí por el desliz mientras me encogía de hombros

- No te entretengo más, que tienes un negocio que atender. Si necesitas contactar con Lucien búscame, ¿tienes teléfono? ¡Ah! Genial. En cuanto me instale te daré el mío

Le ofrecí mi mano para que la estrechase

- Estoy seguro que podemos trabajar juntos para que Barcelona sea una ciudad segura y justa, para todos
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Narrador el 15.07.16 15:57

Off:
Siento la espera. ¿Damos este tema por concluido ya?

Roberto asintió. No se le veía más tranquilo ni más animado, pero era obvio que si había llegado hasta donde estaba era porque seguiría plantando cara a los problemas de la estirpe.

- Eso sería bueno... ¿Qué coño? Sería cojonudo -¿comenzar a ponerle fin al descontrol? ¡Sí, gracias!

- ¿Roger, eh? Precisamente mandé hace un par de días a un visitante que tuve a ver a Roger. Escucha, no le toques los huevos. Como a todos los Ventrue les encanta el poder, y si le pones a prueba no dudará en ejercerlo sobre ti. Detenerte, ponerte bajo vigilancia... Sé que vas avalado por Bausà, pero tras lo que ocurrió hace un par de noches casi que sería mejor que fueses a ver al Tremere, que es igual de poderoso pero no te pondrá vigilancia en el culo, o al Nosferatu, que te vigilará igualmente en cuanto sepa tu nombre pero te respetará más si vas de frente.

Le dio un par de palmadas al bolsillo con el dinero.

- Serás bienvenido entonces, Musashi, te lo aseguro -¿fumigar? ¿tan mal estaba Vulpes? A ver, que no era un local caro de la zona Oeste pero... Bueno, vale, sí. Si un Gangrel te dice que fumigues es que tu local da puta pena. Roberto tuvo que reírse por no llorar-. Es una buena forma de verlo. Hay que tomarse la posguerra con filosofía. Seré paciente hasta que la situación cambie. Hasta entonces lo cierto es que me agradaría contar con un vampiro práctico entre mi gente -solía darle lo mismo revelar su naturaleza. Para él no había más necesidad por la Mascarada que la que abarcaba su bienestar personal de cara a la Camarilla. Y en aquel momento no encontraba muchos riesgos.

- Ve con cuidado.

Roberto estrechó la mano del Gangrel, se aseguro de haberle dado bien el número de teléfono, le dio una palmada en el hombro y luego se retiró al interior del bar, confiando en no encontrar un desastre ni una pelea ni nada que le tocase las narices más de la cuenta.

Debía reconocer que Musashi le había agradado. Siempre le cayeron bien los andaluces.
avatar
Narrador
Admin


http://laestirpedelfugitivo.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Musashi el 15.07.16 18:18

Off:
Ok lo cerramos

Esperé hasta que Roberto volvió a entrar en el local, que apestaba desde el otro lado de la calle. Sentí la tentación de pararle y decirle que me llamara un taxi, pero descarté la idea, estaba claro que por ahí pasaría antes Caín repartiendo globos que un taxi buscando clientes, además me apetecía andar un rato

Cogí la que parecía la calle principal en dirección al centro, no había nadie a la vista, si me cruzaba con un taxi lo pararía, o, si veía una cabina en una zona un poco menos “chunga”, lo llamaría por teléfono. Esperaba que no se me cruzara ningún quinqui intentando atracarme, más por cortesía de invitado que por precaución. No sería educado dejar un cadáver descuartizado en la puerta del dominio de Roberto. Me apetecía poner música pero prefería no embotar mis sentidos, por si las moscas

Reflexioné sobre la conversación, Roberto no parecía en posición de ofrecer mucha ayuda, pero, tal vez, me pudiese poner en contacto con gente útil, y parecía un buen tío. “Avalado por Bausá, si claro”, pensé. Estaba claro que el Ventrue no iba a tomarse tan bien el mensaje de Lucien, esperaba que Roger le debiese algo a mi antiguo, de la guerra, para que no me encerrase como a la anterior visita que había dicho Roberto. ¿Sería un anarquista corto de miras o un infiltrado Sabbat en busca de romper la tregua?, Cualquiera sabe

El Tremere o el Nosferatu, a mí me hubiese dado igual, bueno el Nosferatu y mi olfato podían ser incompatibles, aunque no todos apestan a cloaca, y los Tremere me ponen nervioso, sobre todo con todo el tema de las gárgolas y la materia prima para construirlas. Nuria ni se lo había planteado, seguramente para ella sólo contaban como primogénitos aquellos de los “Altos Clanes”. Por alguna razón esos términos me enfurecían mucho y dejé de pensar en ello

Inesperadamente tuve una visión de luces de ciudad desde un callejón, la parte en dirección al puerto aparecía iluminada destacándose varios monumentos, que no conocía. “María sabría cómo se llaman”. De repente me invadió una profunda tristeza y una sensación de soledad infinita, pensar en ella, en su sonrisa, en los dos visitando Barcelona, de día, riendo… Me tragué todo el dolor y la amargura, los enterré profundamente y los convertí en determinación… y rabia

Me fijé que la calle desembocaba en bonita plaza, había varias cabinas y, para mi sorpresa, parecían estar en buen estado, había varias pegatinas de servicio de taxi pegadas, elegí una al azar. Tarde más de cinco minutos en convencer a la operadora, de que no era un yonki pidiendo un taxi para atracarlo en medio de la nada. Finalmente, me dio una espera de 15 a 20 minutos y colgé

Miré la bolsa con la chaqueta y los pantalones del “donante” y finalmente decidí que si iba a ponerme en el punto de mira al menos lo haría cómodo


Próxima parada, la Universidad
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Compras y presentaciones (Musashi)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.