¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el 09.03.16 23:25.

Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Musashi el 27.05.16 18:43

Me bajé del taxi un par de calles antes del Eliseo, sería muy sospechoso que alguien se bajase de un taxi, frente a un Museo cerrado y a las tantas de la noche. Sin embargo, una persona paseando de noche mientras escuchaba música de un Walkman no atraería segundas miradas

Había pensado cambiarme de ropa al salir de Vulpes, pero finalmente lo había descartado, no podía soportar la idea de volverme a poner esa camisa rosa, y la chaqueta era demasiado… todo, no me gustaba ir atrayendo la atención. Me abroché la camisa vaquera, cubriendo la de los 7 samurais y la metí por dentro de los vaqueros
Saque el walkman de la bolsa, me puse los cascos y le di al play por donde había dejado la cinta

Bon Jovi - Slippery When Wet - Track 5:
https://www.youtube.com/watch?v=Oot0GtjQuxQ

Me acerqué a la entrada vigilada del museo a contraviento y me arriesgué a oler los aromas que traía la noche, por suerte, la zona tenía mucha zona verde y los olores de ciudad no eran tan abrumadores. Claro que, después de Vulpes, el contenedor de desperdicios de una pescadería en plena tarde de agosto me hubiese parecido un olor tolerable. Al acercarme a la garita mi olfato confirmo lo que ya sospechaba, Eran ghouls, la peste a sangre de vampiro se filtraba por las rendijas del cuarto de guardia e impregnaba toda la entrada


Me quite los cascos con parsimonia, mientras me regañaba a mi mismo por no haber comprado pilas, y llame con los nudillos en la ventanilla. Fui testigo de algo extraño, uno de los guardias hablaba enfadado y hacía gestos enérgicos hacía sus compañeros, estaba claro que decía algo parecido a “¡Yo otra vez no!” Los demás parecían insistir. Finalmente, el que se negaba, pareció asumir que las tenía todas en contra y salió. En la solapa llevaba su nombre, Manolo.


Manolo me miró con preocupación, pero con profesionalidad, de arriba abajo, fijándose en la bolsa que llevaba, noté que adivinaba mi naturaleza y abrió la boca para decir algo pero le interrumpí -Buena’ noche’, tengo asunto’ dentro der muzeo ¿Podían avisa’ de que e’toy aquí para que me… presenté… al seño’ Roger?- Manolo cerró la boca con tanta rapidez que casi se muerde la lengua –Por supuesto señor pase…- Dudó un momento –No pretendo ofenderle pero por seguridad tengo… que revisar su bolsa- termino tragando saliva



-Claro jefe, no paza na’. Pero ten cuidaito que la ropa e’ prestada y si me rompes el walkman o la cinta…- Pensé en decir algo así como “me enfadaré” en plan perdona vidas, pero no me salía, en cambio dije en plan de broma, con una sonrisa -… me los pagaras de tu bolsillo que llevo el ticket en la cartera


Mientras Manolo revisaba el traje hortera y el walkman otro de los compañeros llamaba por teléfono. Cuando mis cosas estaban de vuelta en la bolsa, abrió la puerta de acceso al edificio el típico mayordomo Inglés -¿Caballero? ¿Haría usted el favor de seguirme, por favor? Le esperan en la planta superior. Esta no es más que una zona de paso o espera- hablaba en tono respetuoso, aunque sus ojos miraban con cierta reprobación el atuendo pret a porter que lucía. Se inclinó ante mí y mi educación japonesa salió de alguna parte, por sorpresa, haciendo que me inclinara en respuesta. Se incorporó, dio un paso atrás para darme paso y su brazo extendido señaló las escaleras. -El señor de Montclar le recibirá con sumo placer. Si me lo permite le guiaré hasta él



Manolo me ofreció la inspeccionada bolsa y le dije -¡Jefe! Guárdamela que luego la recojo- Puso cara de sorpresa pero la dejó encima de la mesa sin rechistar. Me volví hacía el mayordomo y le dije, con un poco de mala baba  –Detrás de ti… Alfred
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Roger de Montclar el 29.05.16 17:18

Mientras guía y visitante subían por las escaleras, Manolo exhaló un suspiro de descanso que dejaría pelados todos los árboles de Las Ramblas de haber estado allí. Con todo el cuidado del mundo se cercioró que la bolsa estuviera bien cerrada y entró en el cuarto de guardia.
 
- Mejor que no le pasa nada, ¿eh? Porque a mí me cortarán los huevos el primero, pero luego me seguiréis en la cola - todos estuvieron de acuerdo en lo expresado por el segurata y empezaron a meterle prisa para que volviera a sentarse a fin de reanudar la partida de tute subastado, que estaba calentita.
 
En cuanto al Ghoul-Mayordomo o cualquiera que fuese su ocupación real, se limitó a señalar con tono educado: - Si me permite informarle de ello, señor, mi nombre es Dìdac. En castellano es Diego, si prefiere llamarme así - tras cruzar el salón entraron en aquel pequeño despacho o biblioteca. A un pequeño gesto de Roger, que en pié esperaba en el centro de la habitación, Dìdac se inclinó y les dejó a solas, cerrando las puertas.
 
- Buenas noches y sea usted bienvenido a Barcelona - empezó a decir el anfitrión de aquel pequeño vis-a-vis, extendiendo su mano derecha - Mi nombre es Roger de Montclar, Primogénito Ventrue de Barcelona. Me han informado que pertenece usted al Clan Gangrel y, de ser posible, su Primogénito se encontraría aquí asímismo para recibirle, mas por desgracia se ha ausentado y tardará unos días en regresar. Como seguramente ya sabrá usted Barcelona todavía no tiene Príncipe - aunque pocos se dignarían a perder el tiempo recibiendo a un Gangrel cuando habían Sheriffs, Azotes o Primogénitos para hacer el trabajo.
 
- En todo caso, e independientemente de las preguntas que en el futuro pueda hacerle su Primogénito, ¿puede usted facilitarme su nombre y el de su Sire, así como la ciudad de la que proviene? - le preguntó con amabilidad, y pidiendo al cielo que aquello resultase una presentación normal, de un Vástago normal.
 
Tendría que haberle preguntado a Nuria todo lo que supiera de él, pero bien, al menos lo envió aquí, al Elíseo. Bien, bien.
 
Con un vestuario poco adecuado, pero ¿qué podía esperarse de un Gangrel o un Brujah? De todos modos y como rezaba el refrán, “el hábito no hace al monje”, como había demostrado aquel tipo unas noches atrás. Buen traje y educación ninguna.
avatar
Roger de Montclar


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Musashi el 30.05.16 14:39

Hice caso omiso del ghoul, según subía las escaleras mi humor se ensombrecía. No sé porque, pero estar entre humanos hacía que me sintiese más relajado, más alegre… No, humanos no, personas vivas. Si empezaba a distinguir entre humanos y vampiros acabaría pareciéndome a esos monstruos del Sabbat

Me concentré en lo que tenía que hacer, al entrar en la biblioteca fui dolorosamente consciente del tiempo que hacía que no leía un libro, ¿Habría aquí libros sobre vampiros, alguno que pudiese darme comprensión sobre mi naturaleza, o como dominarla? Realmente no lo creía, este era un lugar público, al fin y al cabo, no habría nada susceptible de romper la Mascarada, ni por accidente

El Ventrue vestía con elegancia un traje a medida de color oscuro, retiró al ghoul con un gesto y se presentó extendiendo su mano, por un momento dudé si estrecharla o hacer una reverencia a la japonesa, pero finalmente opte por facilitar las cosas y la estreché firmemente. No sabía cómo reaccionaría este vampiro a mis intenciones, lo de Vulpes ya había sido suficientemente tenso

Me confirmó lo que Lucien ya me había adelantado, no había príncipe, La Camarilla en Barcelona era un castillo de naipes. Lo del primogénito gangrel no me preocupaba, Lucien parecía no tenerle en mucha estima o le hubiese encargado mi tarea a él

El Ventrue parecía muy correcto, pero había algo… en su actitud, en su mirada de reojo a mi ropa… Una especie de desdén muy bien disimulado, como si tuviese cosas más importantes que hacer que atender a un Gangrel. Bueno, seguramente su impresión iba a cambiar dentro de poco. Decidí que hablaría despacio, mitigando mi acento andaluz, María se reía de mi cuando hablaba así, decía que era mi “voz de negocios” y me imitaba poniendo la voz ronca y hablando engoladamente. Sentaba bien volver a pensar en María


-Como bien ha dicho, pertenezco al clan Gangrel, Mi nombre es Alberto Vivar Musashi- Decidí que una inclinación que potenciara mi herencia japonesa no estaría fuera de lugar, y si confundía un poco al ventrue, tanto que mejor. Llevé mis manos a los muslos, con las palmas estiradas y me incliné, ligeramente, sin apartar mi mirada de la suya. Mantuve la postura un segundo y recuperé la verticalidad sin esperar a ver si mi interlocutor respondía o no –Puede llamarme Musashi. Mi Sire es Remí Detou, cuyo Sire, a instancias de quien estoy aquí, es Lucien de Navia…- Hice una breve pausa para que los nombres de los estrategas que protegían los accesos a Barcelona calaran en el Ventrue –El tema de la ciudad de la que vengo es un poco más complicado,…- Realmente lo era, Luna las evitaba como la peste, finalmente tuve una idea –Se puede decir que la última ciudad que me acogió fue Belmonte donde residí cerca de una semana, en abril del 88- Si el Ventrue era consciente de la reunión que allí se celebró podía preguntar a algún asistente, si no, cualquier vampiro de la zona se lo podría confirmar –La verdad, es que preferiría que, lo que hablemos aquí, lo transmita usted al resto de primogénitos, ya que tengo una tarea concreta, encomendada por Lucien, de la que debo informar a la Camarilla de Barcelona-


Estaba seguro de que había despertado el interés del ventrue, y decidí subir las apuestas –Pero antes de eso, me gustaría saber algo ¿Porque no hay príncipe en Barcelona? Dada la situación actual de retirada de la Camarilla francesa, un príncipe daría una sensación de estabilidad, la falta de uno da la sensación de huida, de debilidad ¿Por qué no reclama usted el título? ¿No es lo bastante fuerte?



Ábreles los ojos Había dicho Lucien, esperaba que no a costa de que me sacaran los míos
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Roger de Montclar el 01.06.16 2:01

Durante unos instantes el Ventrue se temió una nueva versión del lamentable espectáculo sufrido unas noches antes. ¿Iba a dejarle aquel Vástago con la mano extendida y sin aceptarla? Por fortuna la mantuvo - desoyendo sus pensamientos de retirarla para no recibir un insulto - y obtuvo su respuesta bajo la forma de un firme saludo que fue devuelto de la misma forma. En su interior, suspiró aliviado, no estaba para tener que lidiar con todo aquel que quisiera hacerse el gallito frente a los demás alardeando de haber insultado al Primogénito Ventrue de Barcelona.
 
No sea que se ponga de moda y todos los cretinos en cien kilómetros a la redonda me tomen por el punching ball verbal de la Estirpe.
 
El saludo oriental lo dejó un tanto perplejo, siendo que era de las últimas cosas que podía esperar recibir y menos en aquel lugar. A pesar de su conocimiento de la etiqueta y modales no estaba seguro de como responder - ¿de la misma forma? ¿recordando lo que pudiese de Madame Butterfly? - y optó por erguirse e inclinar la cabeza con todo respeto cuando el Gangrel se irguió.
 
- Bienvenido pues a Barcelona, señor Musashi - repitió ahora el saludo, pensando que entre los Vastagos debía darse el mayor porcentaje mundial de personas que, o no utilizaban su primer apellido, o utilizaban diversos alias - Ah, le ruego me disculpe. Olvidé que conforme a las costumbres de su Clan, con el que lamentablemente no he tenido el placer de alternar lo suficiente, no resulta infrecuente que no se instalen durante mucho tiempo en una ciudad - en verdad lamentaba que se le hubiese pasado aquello por alto, vaya.
 
Estaba por invitarle a tomar asiento cuando Musashi le hizo una extraña petición y unos comentarios que no era la primera vez que escuchaba y que consideraba lógicos y naturales en extraños que no estaban al tanto de la reciente historia de la ciudad… o carecían de modales suficientes para morderse la lengua y tragarse la curiosidad. Bien, debía ir parte por parte.
 
- ¿Desea usted tomar asiento, señor Musashi? - Roger caminó hacia las dos butacas, brazo extendido y palma de la mano hacia arriba, invitando con afabilidad al Gangrel. Se sentó y esperó a que el otro lo hiciera - No se preocupe usted, pues precisamente dada nuestra peculiar situación, entre nosotros la información circula como si formásemos un solo cuerpo - y a ello ayudaban la serie de cámaras que grababan las actividades dentro del Elíseo. Además quedaba por ver aquella… “tarea” que le habían encargado. - Este Lucien que menciona usted, ¿se trata de algún Primogénito, Sheriff o Azote de otra ciudad? - preguntó, mucho mejor saber con quien se la jugaban.
 
- En cuanto a su pregunta, seguramente está enterado de que esta ciudad nunca ha tenido un Príncipe. Esta situación se mantuvo así durante la toma de la ciudad por la Camarilla y todo el tiempo en el que se mantuvo el estado de guerra y las negociaciones finales - valoró la posibilidad de encender un cigarrillo, pero seguramente aquello molestaría a un Gangrel - Puesto que ya ha finalizado la guerra y la ciudad se ha estabilizado, si, como es lógico muchos Vástagos regresan a sus cortes y es tarea de los que quedan organizar la Corte de Barcelona. Como quien construye una casa: desde los cimientos hasta el tejado - le explicó Roger - ¿Lo que no comprendo es porqué le parece a usted que Barcelona es inestable o débil?
 
Señor, Señor…
 

Obvió por el momento responder a su última pregunta. Con un poco de suerte quizá la olvidase. Pero era cierto que la elección del Príncipe no podía posponerse por mucho tiempo, pronto deberían ponerse a ello y al resto de títulos.
avatar
Roger de Montclar


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Musashi el 01.06.16 18:00

Mientras se sentaba, Musashi se sintió un poco preocupado, ¿No sabía quién era Lucien? O el niñato había exagerado su papel durante la guerra de Barcelona o… ¿O era esta la razón de que Lucien no se llevara bien con el primogénito Gangrel? ¿Se habría apuntado otro las victorias del Sire de su Sire? Mejor andar con pies de plomo –Lucien de Navia no tiene, ni pretende, ningún cargo en la Camarilla o cualquier otra organización, tanto él como mi sire y yo mismo servimos a los intereses del clan Gangrel. Durante la guerra, Lucien de Navia se encargó de impedir la llegada en masa de fuerzas de choque Sabbat a la ciudad, así como de cortar las líneas de suministro de esos demonios desde el resto de la península. También proporcionó protección a aquellos refugiados que decidieron buscar la seguridad de tierras francesas- El pétreo rostro del Ventrue no mostraba reconocimiento ninguno –Claro que el mío no es un clan que busque gloria o fama- Dije mientras me encogía de hombros

El Ventrue asintió y, a continuación, me soltó lo que yo ya sabía por Lucien de la guerra de Barcelona, obvió el tema de la tregua con los anarquistas y mi provocadora pregunta, pero lo último no tenía sentido –No pretendo ofender, a lo mejor habla la ignorancia… Entiendo que, durante la guerra, son más necesarios los generales que los príncipes. Pero en la victoria, nombrar un príncipe la hubiese hecho más evidente… Y además ¿No derivan las instituciones de la Camarilla de la ciudad de la figura del príncipe?, que garantía ahí de que quien reclame el título no comience todo el trabajo desde cero- Hice una pausa sin dejar de mirarle a los ojos –A mí lo que me parece es que, precisamente, están empezando la casa por el tejado-

 
Me incliné hacia atrás enseñando las palmas de las manos en señal de conciliación -Como he dicho no pretendo ofender, intento que mi crítica sea constructiva. Respecto a la debilidad e inestabilidad de la ciudad, bien, todo lo dicho, desde fuera,  da una sensación de victoria pírrica y, el retiro de los que lucharon, más parece una huida. Y no sólo es la sensación que transmite, la ausencia de otros cargos, como sheriff y azote, hacen que la vigilancia de los accesos a la ciudad sea mínima, si no fuera porque no pretendía ocultarme, y, para mi deshonra, mí propia torpeza, mí llegada a Barcelona hubiese pasado totalmente desapercibida. ¿Quién sabe cuántos vástagos han llegado, y las ordenes de quién, desde el fin de la guerra?

 
Volví a hacer un gesto conciliatorio -Le ruego me perdone si le parezco insolente, ignorante o demasiado franco. Pero sólo soy un soldado, y mi misión aquí está directamente relacionada con todo esto que le he expuesto. Por ello quería que lo viera desde nuestro punto de vista
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Roger de Montclar el 02.06.16 22:58

Independiente. Que lástima… o no, ya veremos lo que nos depara, si es que piensa residir por aquí durante un tiempo.
 
Deducirlo no le costó demasiado tras escuchar las palabras de Musashi sobre Lucien de Navia y él mismo. Le hacía gracia la expresión, puesto que él también servía a los intereses del Clan Ventrue y no por ello dejaba de servir a la Camarilla, ni much menos. ¡Todo lo contrario!
 
- Ciertamente me gustaría conocer a este Lucien de Navia - respondió Roger, inclinando la cabeza hacia el Gangrel cuando mencionó el nombre - y sería para mi un honor poder darle la bienvenida a Barcelona si alguna noche nos visitara - procuró no fruncir el ceño ante aquella acusación velada de que su clan no buscaba gloria o fama, y formuló una sonrisa que intentaría mantener durante toda la entrevista.
 
Cielos. ¿Por qué todo el mundo se cree con derecho a cuestionar como hacemos las cosas, y se permiten aconsejarnos sobre que es lo mejor y lo peor? ¿Acaso les hemos pedido consejo o interferido en sus tareas? ¿O es que no tienen nada mejor que hacer?
 
El Ventrue empezaba a cansarse de aquel juego, o lo que fuera, siendo que él si que tenía mejores asuntos y reuniones que atender. Desde luego en Montpellier la tarea de Primogénito era bien distinta e incluso más placentera, aunque reconocía que no era lo mismo serlo en una ciudad cuya Primogenitura era de nuevo cuño como en otra que tenía un par de milenios.
 
- No se preocupe usted, caballero, pues somos muchos los que desconocemos como funciona hasta el último engranaje de los organismos de la Camarilla, un sistema que algunos dicen es mucho más complejo del que parece a simple vista - respondió el Ventrue apelando a su paciencia - Afortunadamente para usted es tarea de otros gestionar todo esto que, créame, ocasiona más de un dolor de cabeza… es un decir. La Camarilla de Barcelona está empezando a dar sus primeros pasos… todo llegará a su debido momento y, si todavía se encuentra con nosotros, podrá saludar a nuestro Príncipe - la sonrisa continuaba rasgando horizontalmente su rostro.
 
Pero lo mejor sería cambiar de tema, obviando el resto del discurso de Gangrel, táctica que Roger solía utilizar. Si aquellos que no tenían derecho a participar de aquellas cuestiones lo hacían, y ni siquiera pertenecían a la Torre... Ay, sería como si él mismo empezara a meterse con los no-Camarillas que se presentaban intentando averiguar con gran persistencia porque no pertenecían a su Secta y porqué no iban a hacerlo, etc., etc.
 
- Y bien, señor Musashi, regresando al asunto que le ha traído hasta aquí... ¿Su visita es de las que llaman casual, de unos pocos días, o piensa usted instalarse durante un tiempo entre nosotros? - Roger cruzó una pierna sobre la otra, en un gesto que era el epítome de la elegancia - En ese caso, ¿en que zona montaría su negocio, y a que pensaría dedicarse?
 
No era una pregunta baladí. Un Vástago sin medios de subsistencia, a la larga, acababa siendo un problema.
avatar
Roger de Montclar


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Musashi el 06.06.16 17:57

Cuando mencionó la posibilidad de conocer a Lucien, esperé que mi sonrisa irónica pasará por una educada

Me encantaría que conocieras a Lucien, a ver si entonces estabas tan poco interesado como ahora, podías disimular mejor que te importa un pimiento quien soy o lo que tengo que contarte” pensé. Notaba que la ira me inundaba, la actitud condescendiente del Ventrue era insufrible

Que tonto había sido, me lo habían advertido por activa y por pasiva, no sólo Luna o Lucien, todo vampiro con quien había hablado de política cainita. La Camarilla no escucha, los Ventrue no escuchan, sólo les importa el poder ¿Sería esta la forma de Lucien de abrirme los ojos, mandarme sólo con mis buenas intenciones y mi experiencia para que viera lo que valían para un Ventrue, para La Camarilla? Puede que fuera por el vínculo que ahora nos unía, pero no lo creía, puede que quisiera darme una lección, pero no me había enviado sólo por eso. El hecho de que el Primogénito Ventrue no supiera o fingiera saber nada de Lucien, eso era lo que de verdad tenía que informar. Yo había visto con mis propios ojos la influencia de Lucien, sin su vigilancia, cualquier manada Sabbat con ganas de liarla salía de Madrid y se plantaba en el Palacio de San Jorge sin que le pusieran una multa

¿Sistema Complejo, tarea de otros? ¿Pero de que va este prepotente? Es obvio que Barcelona es un coladero. No sólo hace oídos sordos si no que ignora completamente el consejo o la ayuda que le pueda ofrecer” De repente me di cuenta, era lo mismo que con Nuria, “bajo clan”, y yo que creía que Nuria era peculiar. Que equivocado estaba, Roger cuidaba más sus palabras, pero los mismos desprecios que se le escapan a Nuria en su interminable charla se derivaban de la actitud del Primogénito

Pero había algo más, algo que se me escapaba. Entonces me di cuenta ¿Saludar al Príncipe? Algo me decía que ya lo había hecho.
Peaso de cabrón ¿Empezar la casa por el tejado? Lo que estás es construyendo un trono, un trono en que sólo tu encajes, o eso es lo que quieres que piensen los demás, para que sean ellos los que te sienten. Por eso nunca admitirás delante de un desconocido que no controlas esta ciudad ni la mitad de la mitad de lo que cree la gente

Como si quiera probar los límites de mi frenesí, olvidó o fingió olvidar que tenía una tarea presentarle y pasó a preguntarme donde vivía y a que me dedicaba, como Maira Gómez Kemp en el 1,2,3. Seguramente, Nuria le había hablado de mis intenciones de abrir una tienda de caza y galería de tiro, pero fingía no saberlo. Me iba a despachar sin más

¡A la mierda la educación! Ser sutil nunca se me ha dado bien

De haber estado vivo, mis nudillos habrían estado blancos de lo fuerte que estaba agarrando los brazos de la silla, descarté la imagen de mi mismo arrancando ese mismo brazo de madera y estacando al pomposo desaborio. Me di un segundo para calmarme y relajarme. O confiaba mucho en Lucien o el vínculo de sangre me hacía tener fe ciega en él, porque lo que iba a hacer era echarme un órdago

-Señor de Montclar, ¿Sabe lo que es un lobo con un collar de diamantes?- Antes de pudiera contestar seguí –Un perro faldero. Creo que presentarle mi tarea sin que usted sepa quién es Lucien de Navia es tontería. Por ello, si no está muy ocupado, averigüe quien es, en ese sentido puede preguntar a su perro faldero… Oh perdón, es como llama Lucien a su Primogénito Gangrel, pero él ya lo sabe

Me levanté sin prisa, pero con firmeza -Como veo que tiene prisa, satisfaré su curiosidad y me iré, seguramente ya sabe que pretendo abrir un negocio de naturaleza deportiva y asentarme en la ciudad, aún no tengo decidida la ubicación- Sonreí “Y aunque la tuviera, por mis muelas que te lo iba a decir

Por supuesto con descuentos para clientes “VIP”. De momento no tengo residencia fija, en cuanto tenga una dirección en la que me pueda localizar se lo haré saber y, si para entonces ya sabe quién es Lucien, podremos continuar esta conversación. Creo que con esto se cubre una ¿“presentación formal” a La Camarilla? ¿Se dice así?
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Roger de Montclar el 07.06.16 3:41

El Ventrue quedó absolutamente perplejo cuando escuchó la respuesta del señor Musashi - una que no esperaba en absoluto - a su pregunta.
 
Señor. ¿Pero que demonios sucede en esta ciudad?
 
Ya no era tan solo que algunos Vástagos carecieran de etiqueta - de algunos no podía esperarse demasiado - sino también de sentido común. ¿Tan poco aprecio sentían por sus no-vidas o era tan solo que se aprovechaban de la carencia de un Príncipe que pudiera dar un puñetazo en la mesa, ser ejecutivo y actuar de manera expédita sin tener que consultar al resto del consejo, sumergiéndose en un mar de burocracia?
 
Desde luego, para Roger, esto último era lo peor, recordando las palabras de Napoleón: “Si quieres solucionar algo, envía a un hombre; si quieres postergarlo, envía a una comisión”. O fue algo parecido. Pero ahora debía centrarse y responder. Cualquiera que se encontrara cerca del Gangrel podía percibir su enfado… por no utilizar una palabra más contundente. Roger se levantó haciendo acopio de toda su tranquilidad, elaborando en la mente cuanto iba a decirle a aquel Vástago que de repente, y sin venir a cuento, había cambiado su actitud como de la noche a la mañana.
 
- Señor Musashi, no soy yo quien manifiesta tener prisa en finalizar esta entrevista, sino usted. Si es lo que desea, por mi, no hay inconveniente. Le ruego que nos facilite su domicilio cuando lo tenga, de modo que podamos contactar con usted. ¿Le ha invitado la señorita Bausà a la fiesta que próximamente daremos? Espero verle allí - mientras hablaba se había tirado de la chaqueta y las mangas para que le quedara tan perfecta como siempre - Aunque le aconsejo que en tal caso, y en otros en los que coincida con otros Vástagos de la Camarilla, cuide su lengua y lo que dice, por un mínimo de educación. Por una vez, y teniendo en cuenta las… peculiaridades que, se dice, son propias de su Clan, y que al parecer no tiene mucha experiencia en tratar con la Camarilla, no tendré en cuenta lo que ha dicho del Primogénito Gangrel, si bien tendré que informarle de lo que ha dicho de él, lo que imagino no le hará ganarse sus simpatías - ni la del resto de otros miembros de la Primogenitura y, era de esperar, las de otros Vástagos.
 
- Espero que usted mismo arregle con el Primogénito Gangrel sus… diferencias, aunque nadie podré culpar a éste si decide devolver la ofensa verbal, y quizá algo más de propina. Y ahora, para finalizar… - acabado el ajuste de la chaqueta, Roger cruzó los brazos a la espalda, irguiendo aún más la espalda - Verá usted, señor Musashi. Usted no es quien para instruirme a mi de lo que tengo que hacer, sea averiguar quien es Lucien de Navia, a quien es verdad que no conozco, pero ello no significa que no sepa quien es, ¿comprende usted la diferencia? - demonios, todo el mundo sabía quien era Hardestadt pero no todos le conocían - ni para emplazarme a mí para mantener futuras reuniones - salvo que tuviera algo verdaderamente importante que ofrecer… pero a simple vista no lo parecía.
 
- En cuanto al recado sobre su tarea, no es el mensajero el que decide si entregar o no el mensaje al receptor, si no que es el receptor el que decide o no aceptar el mensaje, ¿no es así? Ni los carteros preguntan a los destinatarios si conocen al remitente para entregar una carta. Pero teniendo en cuenta su decisión me reservo el derecho a contactar con el señor Lucien e indicarle que dada la renuencia de su enviado, puede dirigirse a nosotros si necesita comunicarnos esa tarea que le ha encargado - lo dejó ahí, al fin y al cabo ya le había dicho suficiente. - Ahora, salvo que desee usted añadir algo, el señor Dìdac le acompañará a la salida, y si, es necesario que lo acompañe - utilizó el llamador para llamar al Ghoul.
 
- Y por cierto, para un establecimiento de naturaleza deportiva, en función de a lo que se dedique con exactitud, le aconsejaría la zona de Montjuïc o bien la Vallvidrera… salvo que sea una tienda de venta de chandals y zapatillas…
avatar
Roger de Montclar


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Musashi el 07.06.16 12:50

El enfado se me pasó de golpe, los desprecios del Ventrue deberían haber hecho que me enfadara más pero a decir verdad ¡Me sentía eufórico! ¡Había hecho perder los estribos a un Ventrue!¡Al probable Príncipe de Barcelona! Seguro que algún día tendría que enfrentarme a las consecuencias, pero podría volver a este momento y pensar que valió la pena. Incluso se había rebajado a hacer un comentario sarcástico sobre mi futuro negocio, el equivalente Ventrue a un insulto no controlado

En un momento había conseguido que Roger pasara de no prestarme atención, a estar centrado completamente en mí. Había hecho que Lucien pasara de ser algo que mirar cuando tuviera tiempo, a algo prioritario. Debía aprovechar esta oportunidad, e intentar no salir del Eliseo con un poderoso Ventrue enemistado conmigo

Lucien había insistido en que quedara claro que no soportaba al Primogénito. Por lo que yo sabía, la enemistad de Lucien con el Primogénito Gangrel podía ser una charada, si no lo era, el perrito faldero de la camarilla ya me tendría entre ojo y ojo desde antes de esto. Pero yo había hecho mi parte

Y ahora debía calmar un poco las cosas, como decía mi padre: “Primero el palo y luego la zanahoria”

Baje los ojos como avergonzado e hice una reverencia, más profunda que la anterior y la mantuve

Le ruego disculpe mis modales, he perdido la calma, no tengo excusa. Tiene usted razón, no es cosa mía decidir si llevo a cabo mi tarea o no. Le ruego que no Juzgue a mi sangre por mis actos

Me erguí pero mantuve la mirada baja, como avergonzado, a esta forma de pedir perdón en Japón se denomina “sumimasen”, no se trata tanto de sentirlo como que los demás vean que los sientes. No lo hacía desde niño, en el colegio español y con mi padre nunca funcionó, pero alguien como un Ventrue elitista, amante de la etiqueta y las formas… Valía la pena intentarlo, al menos esperaba que suavizara las cosas

-Se me pidió que les transmitiera la naturaleza de mi tarea y que entendieran la importancia de la misma. Mi frustración se debe a mi propia ineptitud para transmitir dicha importancia. No soy digno de ello, pero si me lo permite le informaré del motivo de mi visita

Levanté los ojos y miré a Roger a los ojos, los brazos estirados a los costados, con los puños cerrados… para evitar cruzar los dedos
avatar
Musashi


Volver arriba Ir abajo

Re: Tareas para hoy: Más presentaciones [Musashi, Roger]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.