¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el 09.03.16 23:25.

 [Senyera Negra]Viejos amigos (Ferràn)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

 [Senyera Negra]Viejos amigos (Ferràn)

Mensaje por Cat el 23.05.16 13:23

Podría explayarme hablando de lo maravilloso de poder recorrer el trayecto entre Madrid y Barcelona en unas dos horas y de forma segura. Pero no puedo. Tengo algo atascado al fondo de la garganta, como una bola de pelo que se negara a salir. No. No es el cacahuete con el que he intentado disimular mi falta de vida a mi compañero de trayecto. Un cuarentón bastante charlatán, que me ha contado toda su vida y milagros en ese período. Sé que tiene esposa, dos hijos y es representante. Me ha invitado a cenar dentro de dos noches y quiere mostrarme la ciudad. Pero no estoy de humor salvo para sonreír, mover tímidamente la cabeza y mirar la lluvia que golpea la ventanilla. El ha seguido hablando.

Lo que me sucede es que soy de los pocos a los que no les recibe nadie. Siempre me pasa igual. Ese sabor a soledad  y olvido se me regurgita desde las entrañas, y me quedo allí observándoles. Sentada en unos bancos, viendo el ir y venir de la vida.  Preguntándome qué hubiera sido si esta puta mala suerte no me hubiera hecho como soy ahora. He visto a Manolo, el representante, abrazándose a su mujer y marchandose juntos.  Ni siquiera me ha dedicado una mirada. Veo a muchas más personas, cada una proveniente de un vuelo y de otro. Ese momento perfecto de alegría, de bienvenida, de olvidarse de todos los problemas para.. ¡maldita sea! ¿Qué hago pensando en estas bobadas? Pero por mucho que me flagele soy incapaz de hacer otra cosa que simplemente cambiar mi lugar de observación. Salgo a las puertas, enciendo un Winston y dejo que el humo me empape la boca. No pienso gastar en encender mis pulmones para tragarme esta porquería. Dejo que se consuma y observo el flujo de la vida, el ir y venir, los taxis yéndose y siendo sustituídos por otros casi de inmediato.

Cuando no puedo soportarlo más, acudo a una cabina. Unas cuantas monedas pasan de mi bolsillo a las tripas del teléfono. Escucho un tono, dos tonos, tres tonos. Y cuelgo. Podría irme sola, pero no quiero estar sola. Estoy harta de estar sola. Me cuesta tanto trabajo pedirle cosas a los demás. En este lado del mundo, la vida es una mierda. El teléfono no tiene la culpa, pero golpeo el auricular hasta que dejo de sentir rabia. Está roto. Salgo de allí con mis monedas, tomo el transporte público con cara de no estar de buen humor. Me siento al fondo y observo el paisaje. Los recuerdos acuden. Veo la ciudad como era y no como es. Luego paseo,  perdiéndome un poco por la ciudad hasta que mis pies se detienen frente a un lugar que conozco. Sonrío y me siento mucho mejor cuando abro la puerta y el café literario me recibe.

- Disculpe, -digo en la barra- ¿el señor Domènech? Si pudiera decirle que Catalina Aguirre está aquí.
avatar
Cat


Volver arriba Ir abajo

Re:  [Senyera Negra]Viejos amigos (Ferràn)

Mensaje por Ferràn Domènech el 24.05.16 2:09

La he visto llegar de puta casulidad, porque estaba asomado al balcón viendo pasar a la peña que se va de juerga. Yo también hacía esas paridas, antes de ir a correrla a un cabaret del Paralelo o meternos en un burdel a terminar la noche, que a última hora era más barato (y si caías bien a la chica de turno te dejaba dormir con ella, así, abrazaditos). Muy equivocado tenía que estar o Cat venía al Café, porque por esta calle, o vives aquí (no es su caso), o te vas de copas (no creo que sea el caso), o viene a verme (y supongo que es el caso)
 
Me he bajado al café a toda hostia y he esperado en un rincón no demasiado iluminado junto a la entrada, enfrente de la barra, oculto tras un manoseado periódico. Lo que me recuerda que tengo que decirle a Toni que compre más ejemplares de la prensa, pero que guarde unos cuantos para la tarde. Casi me da la risa cuando la escucho preguntar por mi, tan modosita y tal y cual. Ya antes de que entre le he dicho a Joan lo que tiene que contestar. Que me ha mirado como si estuviera loco hasta que ha recordado que son días y noches de fiesta.
 
-Ay, lo siento. El señor Domenech está en misa y en la novena de Santa Anna que se celebra a continuación. Me dijo que luego se pasaría por la Adoración Perpetua de Santa María del Pi. Si es algo muy urgente Toni puede atenderla… ¿Conoce usted al señor Ferriol? Un hombre muy cabal, que se viste por los pies, si señora, y con la cabeza muy bien amueblada. Aunque otros digan lo contrario, pero ya sabe usted que mala es la gente, ¿a que si?. Que con tal de darle a la lengua y hablar mal de los demás…
 
Joan sigue y sigue hablando, el triple que una portera de las de antes, santigüándose a veces, y otras elaborando gestos muy amanerados, aunque no sea homosexual. Bah, en realidad le da a todo, según la época, y como encima es guapo la barra siempre está llena. Y lo de Toni, juas, que bueno, ¡si lleva un siglo a mi lado!
 
No sé que irá a hacer Cat, si preguntar por Toni, irme a buscar a Santa Anna o salir corriendo medio en frenesí pensando que ha caído en un local donde van a celebrar una fiesta Toreamalka, pero antes de que pueda hacer nada un Brujah se pone a su espalda y le da unos golpecitos en los hombros mientras le susurra al oído unas palabras.
 
-¿Ves? Esto te pasa por no avisarme de tu llegada. Por de pronto habría ido a recogerte. Tsk. Tsk. Tsk. Anda, vamos arriba.
 
Cambio de oreja.
 
-¿Quieres tomar algo, un trago, una ducha? Por supuesto te quedarás a dormir aquí y no admito un no por respuesta. ¿Traes equipaje?
avatar
Ferràn Domènech


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.